lunes, 19 de noviembre de 2007

Fiesta del Otoño


El viernes, 16 de noviembre, con la excusa de celebrar la Fiesta del Otoño, nos pusimos tibios a castañas asadas, además de jugar un buen rato y sortear quién de nosotros sería el duende y quién de nosotras el hada para la estación.

Podéis ver el reportaje pinchando en la imagen.

4 comentarios:

Francisco Nevado dijo...

La fiesta es una pasada , todos los juegos que han jugado y sobre todo las castañas, qué ricas estaban. Bueno en resumen la fiesta ha sido una pasada. Lo que no me ha gustado es que el año pasado había algún juego más entretenido, como la rana. Pero lo que más me ha gustado de este año es que ha habido el baile, que había que bailar con una pelota en la cabeza, y también había que coger un cepillo y había que pasárselo a otra persona. Y luego las carreras de sacos, y en mi grupo Miguel como se caía tanto, se quitaba el saco y avanzaba un poco, incluso haciendo trampas no ganaba. La fiesta ha sido una pasada.
Francisco Nevado Saludes

Rocío dijo...

La fiesta del otoño era muy divertida, mejor que el año pasado porque había nuevos juegos, como el de los sacos, el baile, la pesca, tirar las pelotas a las porterías a darle al cartón para ganar puntos. También hemos elegido al nuevo rey y a la reina que fueron sorteados con números y les tocaron a Julio y a Rubí. Los bailes eran de pasodobles, que la primera vez había que ponerse una pelota en la cabeza de frente a frente con tu compañero. En el juego de los sacos había que saltar dentro de unos sacos a ver quien llegaba el primero a la otra portería. Estaba también el juego de tragabolas, los mayores tenían que meter bolas en un cuadrado y los pequeños en un paisaje, que tenía agujeros. Y las dos menos diez nos pusimos a recoger los juegos y al final nos lo pasemos muy bien
Rocío Villacorta.

José Mª dijo...

La fiesta fue una pasada. Jugamos a los bolos, capturar a los peces, al fútbol, a los sacos, bailar y el tragabolas. Esos juegos eran muy divertidos. Fue después de comer las castañas, que estaban muy ricas, pero un poco quemadas. Mi equipo fue el mejor, al final Coral no vino a la fiesta porque estaba mala y era de mi equipo. Coral se lo perdió y no comió ni una castaña. Al fin la fiesta fue muy divertida. José María Pérez.

Marina dijo...

Todos los años hacemos la fiesta del otoño. Este año ha sido diferente porque ha sido muy divertida. Cuando salíamos al recreo esperábamos ansiosos la fiesta, hasta que al fin llegó el momento. Don Carlos nos llamó a Francisco y a mí, para ayudarlo a poner en fila a los niños pequeños, por si se quemaban con el fuego de castañero. Cuando llegó el momento de escoger el duende y la hada de otoño, salieron Rubí y Julio. Más adelante nos agrupamos en grupos para hacer los juegos. Había bolos, carreras de sacos, puntería, pesca y baile. Cuando acabó la fiesta recogimos y nos fuimos a las aulas. Marina del Canto Luelmo.